VISITANTES


 











El Lema

“SI VIS PACEM PARA BELLUM”
“SI QUIERES PAZ
PREPÁRATE PARA LA GUERRA”

Y en la parte superior el lema “Gloria o Muerte”
que anima a todo infante argentino a
comprometerse sin concesiones cuando
llegue la hora del combate.
                                  












RESEÑA HISTORICA DEL RI MEC 35



El 1 de enero de 1980 se crea el Regimiento de Infantería 35 (Núcleo), designándosele como asiento la localidad de RIO TURBIO. El 13 de enero del mismo año, fue designado como Jefe del Elemento el My JOSE MANUEL MURIAS.

Sin tropa aún en su período de formación, ocupó las instalaciones del Regimiento de Infantería Mecanizado 24, en la localidad de RIO GALLEGOS, para trasladarse durante el mes de mayo de 1980, a la VILLA MINERA DE RIO TURBIO.

En RIO TURBIO quedó organizado con una Compañía de Infantería y una Sección Comando y Servicios, ocupando cuatro pabellones de Yacimientos Carboníferos Fiscales en dicha localidad.

Los pabellones fueron utilizados para el Alojamiento de la Tropa, Casino de Oficiales, Casino de Suboficiales y Oficinas de la Plana Mayor. Ocupó además cuatro tinglados de los cuales tres fueron destinados a parques vehiculares y uno fue habilitado como gimnasio.

Por Resoluci6n del 23 de octubre de 1980, cambió su denominación por la de Regimiento de Infantería Mecanizado 35.

El 22 de abril de 1981 se recibieron los primeros 19 Vehículos de Combate M 113, procedentes del Regimiento de Caballería de Tanques 8 “CAZADORES GENERAL NECOCHEA”, de la localidad de Magdalena.

El 4 de diciembre de 1981 asumió la Jefatura de la Unidad el primer Jefe de Regimiento, Tcnl CARLOS RICARDO SCHILLING, siendo nombrado como 2do Jefe el My RAUL JOSE ROMERO.

En marzo de 1982 el Regimiento se organizó con dos Compañías de Infantería Mecanizada y una Compañía Comando y Servicios.

El 12 de abril de 1982, debido al conflicto por la recuperación de las ISLAS MALVINAS, debió proporcionar la Seguridad en su sector, para lo cual incrementó sus efectivos y se organizó en cuatro agrupamientos:

- Agrupamiento ‘A”, con asiento en la VILLA MINERA.

- Agrupamiento “B” y “D’, con asiento en la Ea ROSPENTEK.

- Agrupamiento “C”, con asiento en MINA 3 (3 Km al NE de la VILLA MINERA).

El 22 de mayo de 1982 inició el traslado a su asiento definitivo en la Ea ROSPENTEK, el cual finalizó en el mes de junio.

El 26 de octubre de 1982 el Comandante en Jefe del Ejército inauguró oficialmente las instalaciones en la Ea ROSPENTEK.

ANTECEDENTES PREVIOS A SU CREACIÓN

Esta Unidad nace a la vida del Ejército para completar los elementos de maniobra de la entonces Brigada de Infantería XI, que a principios del la década del 80 (en el siglo XX) fue Mecanizada mediante la provisión de vehículos de la línea M 113. Los problemas limítrofes con el país vecino de Chile, que por esa época enfrentan a ambas naciones, y la necesidad de proporcionar presencia militar permanente en las proximidades de las minas de carbón, son los motivos históricos que fundamentan el asentamiento de esta Unidad del Ejército Argentino en la Cuenca Carbonífera del Río Turbio.

ORIGEN Y EVOLUCIÓN ORGÁNICA DEL ELEMENTO

Esta Unidad de Infantería fue creada el 1 de enero de 1980, por resolución inserta en Boletín Confidencial de Ejército Nro 474. La resolución citada establecía como lugar de asiento de la nueva unidad a la localidad de Río Turbio en la provincia de Santa Cruz. Los primeros integrantes de este regimiento se reunieron inicialmente en las instalaciones del Regimiento de Infantería 24, en la localidad de Río Gallegos, lugar desde el cual iniciaron el traslado de personal y medios hacia la frontera oeste de la patria.

Cinco meses después, durante el mes de mayo, el núcleo de la Unidad constituido por una Compañía de Infantería y una sección comando y servicios, completó el trasladó a la localidad de Río Turbio. Las instalaciones de la empresa estatal Yacimientos Carboníferos Fiscales (YCF) sirvieron de base al primer acantonamiento. Allí, el personal que se encontraba al mando del Mayor José Manuel Murias, comenzó la ardua tarea de organizar el elemento, ocupando pabellones prestados por la empresa mencionada.

En el improvisado cuartel se dispuso un alojamiento de tropa, el casino de oficiales, el casino de suboficiales y la oficina de plana mayor. Además, cuatro tinglados fueron empleados para parques de vehículos y como gimnasio.

Al poco tiempo, el Comandante en Jefe del Ejército resolvió el 23 de octubre de 1980 cambiar la denominación por la de Regimiento de Infantería Mecanizado 35, constituyéndose así entre en una de las primeras unidades mecanizadas del arma.

En octubre del mismo año, el Gobierno Nacional cedió al Ejército Argentino el predio que ocupaba la antigua Estancia Rospentek, ubicado sobre la Ruta Nacional 40, aproximadamente 30 km al sur de la localidad de Río Turbio; lugar donde en corto plazo se inició la construcción de las instalaciones del cuartel que actualmente ocupa.

Un hecho significativo en la vida de esta unidad ocurrió el 22 de Abril de 1981, fecha en que recibió los primeros diecinueve vehículos de combate M113, procedentes del Regimiento de Caballería de Tanque 8 “Cazadores General Necochea”.

Para el año siguiente el Regimiento se conformaba con dos compañías de Infantería Mecanizada y una compañía Comando y Servicios, organización que sirvió de base para cumplir las misiones que se le impartieron durante el desarrollo del conflicto del Atlántico Sur del año 1982.

Fue así que el 12 de abril de 1982, en el marco de las operaciones militares desarrolladas con motivo de la recuperación de las Islas Malvinas, el Regimiento recibió la orden de proporcionar la seguridad fronteriza en un sector de responsabilidad que abarcaba una extensión de aproximadamente 50 km de frente, desde el yacimiento de carbón de Río Turbio hasta la zona de estancias adyacentes a Rospentek. Con un incremento de efectivos se organizó para cumplir dicha tarea sobre la base de cuatro agrupamientos de combate, quedando desplegado de la siguiente manera:

- Agrupamiento “A” con asiento en la localidad de Río Turbio.

- Agrupamiento “B” y “D” con asiento en la Estancia Rospentek.

- Agrupamiento “C”, con asiento en la Mina 3 de Yacimientos Carboníferos Fiscales.

Finalizada la guerra de Malvinas, el Regimiento volvió a su organización y a partir del 22 de mayo de 1982, inició el traslado a las instalaciones del nuevo cuartel en Rospentek. Esta actividad finalizó en el mes de junio de ese año. Posteriormente, el Comandante en Jefe del Ejército inauguró oficialmente las nuevas instalaciones el 26 de octubre de 1982. Con este acontecimiento que marcado un hito en la historia de esta Unidad, a partir de entonces ha mantenido en forma ininterrumpida la presencia territorial del Ejército Argentino en el extremo sur de la Patria.

Durante más de veinticinco años de historia esta Unidad ha sabido ganarse un lugar de privilegio y el respeto profesional de toda la Infantería Argentina. Hoy podemos decir, que las condiciones extremas del clima, las rudas características del desierto patagónico y la idiosincrasia particular de los pobladores de la denominada Cuenca Carbonífera dejan año a año una impronta particular en todo el personal de cuadros y tropa que presta servicios en Rospentek.

Las principales fechas conmemorativas del Regimiento son las siguientes:

• Aniversario de creación de la Unidad: 1 de enero.

• Aniversario de mecanización de la Unidad y cambio de denominación: 23 de octubre.

• Aniversario de inauguración del cuartel Rospentek: 26 de octubre.

• Aniversario de imposición del nombre histórico: 1 de diciembre.

PRINCIPALES SUCESOS DESDE SU CREACIÓN

a. Apoyo a la comunidad proporcionado durante la gran nevada del año 1995

En el invierno del año 1995 se produjo una tormenta de nieve que superó ampliamente la media anual lo cual produjo el aislamiento de las localidades de Río Turbio y de 28 de Noviembre, como así también del cuartel Rospentek. En dicha oportunidad el Regimiento desplegó personal y medios en apoyo a ambas comunidades, en el marco de lo que se denominó operación “Tormenta Blanca”.

Las acciones de apoyo se prolongaron por el término de quince días, comprendiendo el apoyo de transporte para personas civiles y para la distribución de agua y víveres en vehículos de combate M 113. El empleo de estos vehículos permitió el ingreso a lugares aislados por la acumulación de nieve y el consecuente rescate de pobladores de estancias aledañas a la zona.

El empleo del Regimiento en estos hechos le valió el reconocimiento de pobladores y autoridades de la Cuenca Carbonífera y permitió incrementar los lazos que unen a esta Unidad con la comunidad.

b. Participación en el accidente del año 2004 en la minas de carbón

El 14 de junio del año 2004, al producirse el incendió y derrumbe durante la extracción de carbón en el sector denominado Mina 5 del yacimiento carbonífero de Río Turbio quedaron atrapados en la mina una cantidad considerable de mineros. En vista de la grave situación planteada el Regimiento concurrió con personal y medios disponibles a brindar el apoyo para el rescate y evacuación de los sobrevivientes.

Como consecuencia del grave hecho que afectó y dejó una marca en la comunidad de la Cuenca, fallecieron catorce de los mineros atrapados. Desde esa fecha en adelante la unidad ha estrechado aún más los vínculos con la comunidad, participando en todos los actos que se organizan para conmemorar este trágico episodio.

c. Creación de la Banda Militar

El 5 de marzo de 2005, en la Localidad de 28 de Noviembre, el entonces Jefe de Unidad, Teniente Coronel D Gerardo Mario Hughes y el Intendente de la mencionada localidad Ingeniero Ricardo Juzefiszyn, firmaron el Acta por la cual la Municipalidad de dicha localidad donó al Regimiento los instrumentos musicales necesarios para conformar Banda Militar. Con ello, se concretó el esperado anhelo de poseer una banda de música en Rospentek.

En el corto plazo, con el apoyo del Intendente de Río Turbio señor Horacio Matías Mazu, se remodeló un edificio del cuartel para sala de ensayo y lugar de trabajo de la Banda Militar.

De esta manera, quedó conformada la Banda del Regimiento, hecho que constituyó un hito de trascendencia en las relaciones con las comunidades vecinas, ya que a partir de ese momento se incrementaron las actividades culturales y la participación del Ejército en todos los eventos organizados por los municipios de la zona.

d. Celebración del 25to Aniversario de ocupación del Cuartel Rospentek

El 19 de octubre de 2007, en la Plaza de Armas del cuartel, se llevó a cabo la celebración del 25to aniversario de ocupación del Cuartel Rospentek y el 27mo aniversario de creación del Regimiento.

El emotivo acto fue presidido por el Comandante del Vto Cuerpo de Ejército General de Brigada Eduardo Alfredo Lugani, y por el Gobernador de la Provincia de Santa Cruz, señor Daniel Peralta. Participaron de la celebración autoridades y amigos de la Cuenca Carbonífera, como así también autoridades civiles y militares de la localidad de Puerto Natales (República de Chile).

En dicha oportunidad, se procedió a la puesta en posesión como Jefe Honorario de la Unidad, al General de Brigada (R) Carlos Ricardo Schilling, quien se desempeñó como Jefe de esta Unidad entre los años 1982 y 1983.

Asimismo, durante la formación militar se entregó presentes al señor Anselmo Taffarel y señor Orlando Britez, quienes habían participado como trabajadores en la construcción de las instalaciones del cuartel durante el año 1982.

e. Imposición del nombre histórico

El 1 de diciembre de 2007, el Jefe de Estado Mayor General del Ejército firmó la resolución por la cual se impuso al Regimiento de Infantería Mecanizado 35 el nombre histórico de “Coronel Manuel Dorrego”, considerando que el Ejercito Argentino honra a los próceres de la Nación mediante la imposición de sus nombres a los elementos de la fuerza.

El 25 de agosto de 2008 se efectuó una ceremonia presidida por el Jefe del Estado Mayor General del Ejército, Teniente General Roberto Bendini, para imponer el nombre histórico y entregar la nueva Bandera Nacional de Guerra de la Unidad.

f. Recepción vehículos de combate

Durante el año militar 2007, el Regimiento recibió la grata noticia que comenzaría a recibir en corto tiempo vehículos de combate repotenciados destinados a modernizar su parque automotor. Esta asignación comprendió el total de quince vehículos M 113, cuatro vehículos porta mortero M 106 y un vehículo para puesto de comando M 549.

El 19 de julio de 2008, la unidad recibió los primeros nueve vehículos de combate M 113 repotenciados por el Ejército Argentino, de los cuales se asignaron siete a la Compañía de Infantería Mecanizada A, uno a la Compañía de Infantería Mecanizada “B” y uno a la Compañía Comando y Servicios.




El primer colono de Rospentek




Río Turbio, y al decirlo involucramos a las poblaciones de Julia Dufour, 28 De Noviembre, Rospentek y El Turbio Viejo; con sus caprichosas montañas, espejos de agua clara, bosques centenarios y cambiantes cielos, ofrece un marco de mágica atracción al viajero que recorre estos paisajes casi vírgenes. Pero también el sortilegio emana de sus historias diversas de hombre y mujeres que poblaron estas tierras; algunas escondidas bajo una capa de polvo de tiempo, olvido y silencio.

Indudablemente, el alemán Curt Meyer, quedó atrapado por ese hechizo indefinido y por la atracción misteriosa que ejerce y ata a quienes habitan estas tierras del sur patagónico. Y tanto lo fue que sus huesos descansan en una tumba rodeada de altos pinos que el mismo plantara en el paraje conocido como Rospentek.

Mucho antes que el lugar fuera ocupado como asiento por la Guarnición Militar del Ejército Argentino integrada por el Regimiento de Infantería Mecanizada 35 y el Escuadrón 11 de Caballería Blindado, existió una estancia fundada por el colono Curt Meyer en el año 1894. A el le correspondió ser el primer colono radicado en nuestro medio e iniciador de la ganadería en la zona.

Cuenta don Eleo Pablo Zóccola en su libro “Río Turbio Gesta del Carbón Argentino”, que nuestro pionero se afincó a pocos metros del río Turbio, en un sitio de abundante y jugosos pastos, donde sentó las bases del futuro establecimiento ganadero que bautizó “Rospentek” en recuerdo del que poseyó su padre en la lejana Alta Silesia.

Curt Meyer era un hombre de voluntad inquebrantable, emprendedor y trabajador incansable. Comenzó su lucha contra las inclemencias del duro invierno patagónico levantando una casa en el lugar; de espaldas al cerro. Con la llegada de la primavera y los primeros deshielos cercó potreros
con madera de lenga hachada en el bosque cercano. En esos potreros, al decir de zóccola, encerró las
ovejas traídas de Chimen Aike y cedidas por otro colono alemán: capitán de ultramar Hermann Eberhard, dando así nacimiento a la ganadería local.


Fue en una mañana, serena y luminosa en que el colono Curt Meyer, fundador de Rospentek, apoyado en la ventana abierta de su cabaña, escuchando el canto de jilgueros y zorzales que anidaban en el bosque cercano, en la enmarañada zona de lengas y ñires, en que le surgió la idea de incorporar a la avifauna del lugar de avutardas y avestruces: flamencos, tórtolas y otras especies de lejanas geografías, las que luego logró aclimatar en este rincón de Santa Cruz.

Según lo explica, quien fuera pionero del carbón, funcionario de YCF, escritor y diputado nacional, don Eleo Pablo Zóccola, el colono Meyer trató de unir su solitaria existencia de auténtico pionero patagónico a la de los animales silvestres. Por eso no era extraño encontrar merodeando las elementales y rústicas instalaciones rurales de la estancia Rospentek, a huemules –pequeño ciervo andino hoy desaparecido-, guanacos y zorros y oír las estridencias de patos y bandurrias que poblaban las aguas cristalinas -en ese entonces- del río cercano que bañaba las orillas del lugar.

Transcurre el tiempo y Meyer hace traer de Alemania, algunas yuntas de liebres que al reproducirse se dispersan por todo el extremo sur santacruceño. La liebre que introdujo en el medio natural fue la europea, que a diferencia de la mara patagónica, es de menor tamaño y hasta la podemos ver en los alrededores, y a veces en calles de las mismas localidades de la Cuenca.
Las fuertes dificultades que se le presentaban con la escrituración de las tierras (pese a tener la autorización de ocupación del Gobernador del Territorio Nacional, general Edelmiro Mayer), y las múltiples carencias naturales y que son de imaginar por el tiempo del que hablamos, no pudieron quebrantar la voluntad de colono de Curt Meyer, quien avanzó en la explotación de su establecimiento ganadero hasta el mismo día de su desaparición.

Murió el 20 de marzo de 1911.

Cumpliendo con su promesa de colono pionero, de no abandonar el lugar que pobló, descansa para siempre en la misma tierra de sus desvelos, trabajos y sudores, sobre un manto de violáceas y perfumadas arvejillas e inmaculadas margaritas silvestres; de cara al río Turbio y al cercano cielo que lo subyugó; en un dialogo casi permanente con el viejo viento del oeste.*


                                                                                                                                       Gentileza : Pioneros de Siempre



HISTORIA
Compartinos en
Facebook
RiMec 35 ROSPENTEK

VER  EL
LIBRO  HISTORICO
DEL  REGIMIENTO